Un claro en el bosque

De TLtropes

Los arbustos están llenos de espinas, los insectos nos atosigan y criaturas mucho más peligrosas acechan en la sombra. Avanzamos en círculos por una prosa casi ilegible anhelando que la muerte venga a salvarnos de lo que parece una agonía infinita, un Infierno sin Virgilio.

Y justo en ese momento, de repente un oasis de luz, de repente el texto se vuelve sobre sí mismo y nos regala una definición, una hipótesis clara y distinta, una conclusión que podemos contarle a nuestros amigos.

¿Qué pasó? ¿El autor de repente tuvo un acceso de buena voluntad? ¿Lo forzó su editor? ¿Quiso que su mamá pueda entender por una vez sus libros? Y sobre todo, si finalmente tenía algo para decir: ¿Por qué nos obligó a recorrer senderos que se bifurcan hacia la nada misma?

Sea como sea, sólo nos queda agradecer a nuestros dioses personales y llenar la página en cuestión de subrayados y cruces con el propósito de recordar, para siempre, qué es lo que deberemos releer cuando necesitemos volver sobre el texto por algún motivo.

Ejemplos

Frecuente en Kristeva. No es raro en los post-estructuralistas en general.

Herramientas personales