El intraducible

De TLtropes

Nadie puede negar el fuerte y robusto sabor de su prosa. Su presencia, su sonoridad, y su naturaleza enteramente incomprensible le han dado una fama un tanto tétrica. Claro, dicen que en su idioma original, el Zulú, la serie de frases nominales sobre el carácter ptolemaico del ente en la dialéctica negativa del post-bilardismo que pueblan las 2400 páginas de su magnum opus se convierten en prístinos enunciados capaces de ser entendidos a la perfección por niños de 5 años. Nunca se sabe. Si aparte el intelectual en cuestión tiene una identificación con la Esfinge puede ser motivo suficiente para desear la destrucción de su país y de todos sus habitantes.


Ejemplos:

T.Adorno, M.Heidegger, J.Lacan.

Herramientas personales