Ab urbe condita

De TLtropes

De existir la máquina del tiempo, bastaría con programarla para el siglo I a.c. y llevarse un cuaderno, porque en esa época se entendía todo mejor y las aceitunas estaban buenísimas. Es cierto que no se conocían muchos aspectos del mundo moderno y todavía faltaban algunos años para que se estrene la primera Terminator, pero a juzgar por la atención con la que se detienen numerosos teóricos actuales en informarnos sobre leves diferencias semánticas entre sustantivos de la tercera declinación (que inmediatamente son utilizados para explicar la política, el trabajo, el arte y la vida luego de los campos de concentración y el primer single de los Rolling Stones), no cabe duda de que no les hacía falta. Por supuesto, probablemente ni los griegos ni los romanos entenderían ninguna de las confusas preguntas sobre la biopolítica y el ethos de la obra de arte posmoderna que podría hacerles un viajero en el tiempo, pero no importa, porque a su retorno nos veríamos obligados a creerle, al igual que ahora nos sentimos compelidos a confiar argumentaciones centradas en conceptos grecorromanos escritos en itálicas y deformados hasta donde sea necesario. Asociado a 2500 años de imbecilidad, Aristóteles tenía la posta y si se usa para oponer dos conceptos antiguos, Deme dos.


Ejemplos:

G.Agamben, M.Foucault, P.Quignard. La idea de idem vs. ipse en la construcción de la subejtividad en Ricouer.. básicamente cualquier filósofo que hizo más de dos niveles de Latín o Griego.

Herramientas personales